Home » Innovación Social

Innovación social e Innovación empresarial

En un post titulado “¿Los valores de la innovación o la innovación social?” y publicado por Manu Fernández en “Ateneo Naider” el blog de Naider, comentaba, entre otras cosas, la necesidad de identificar los valores relacionados con la innovación. Resulta reconfortante que haya gente que esté reflexionando al igual que en Innobasque sobre que valores deben estar relacionados con la innovación. En este post se destacaba la importancia de separar innovación social e innovación empresarial “dando por hecho que fueran dos cosas que efectivamente tuviera sentido que corrieran en paralelo y no juntas”. A este respecto se establece una relación bastante interesante:
  • Innovación empresarial de proceso <-> Innovación social instrumental
  • Innovación empresarial de producto <-> Innovación social finalista
  • Innovación empresarial de organización <-> Innovación social en los mecanismos de decisión

Para explicar mejor esta relación voy a traer aquí la reflexión realizada por Iñaki Ortiz en el blog “Administración en red” donde describe cada uno de los tipos de innovación social descritos anteriormente.

  • Innovaciones “instrumentales”: las que aportan soluciones innovadoras para resolver las necesidades sociales sin alterar los objetivos planteados por las políticas públicas en vigor. Estas innovaciones permiten mejorar los resultados de las políticas públicas, obteniendo más valor con un menor coste. Por tanto, estas innovaciones vendrían a optimizar la utilización de los recursos públicos.
  • Innovaciones “finalistas”: las que inciden en los objetivos de las políticas públicas existentes. Al afrontar los retos de nuestras sociedades desde una perspectiva innovadora se pueden identificar enfoques diferentes de los actuales que aconsejen modificar los propios objetivos de las políticas públicas que se vienen desarrollando.
  • Innovaciones en los mecanismos de decisión: las que tienen por objeto innovar en los procesos de toma de decisión, de forma que se mejore la calidad y la legitimidad de las decisiones. El sistema democrático representativo prácticamente no ha evolucionado desde la época de su creación. Sin embargo, el contexto social se ha modificado sustancialmente. Hoy en día son posibles procesos de decisión más participativos que mejorarían la calidad del sistema democrático. El cómo combinar los procedimientos representativos con los mecanismos de participación directa constituye un apasionante campo para la innovación social.

En este caso se identifica la innovación social con las acciones sociales o públicas cuando creo que hay mucho más detrás de dicho concepto. La innovación social implica, fundamentalmente, la participación de la sociedad, de las organizaciones, las personas, etc. en su modelo de justicia, de administración, de ciudad, de empresa…..y en cómo su participación, utilizando los medios que se ponen a su disposición, permite la aparición de modelos innovadores. Creo que una de las cosas a tener en cuenta para impulsar la innovación social, la innovación producida por la participación de las personas, es el concepto “open”. Así como está surgiendo como herramienta básica para procesos de innovación tecnológica, lo “open” puede llegar a ser un elemento decisivo en la innovación social. Y sino, ¿acaso no es el crowdsourcing un ejemplo de innovación social relacionada con lo “open” y la empresa?

Share/Bookmark this!

5 Comments

  • Julen dice:

    Mucha miga tiene esto que planteas, Aitor. Las clasificaciones previas de la innovación me temo que sirven sólo para las estadísticas, porque es muy difícil verlas como únicamente clasificables en uno de los sacos que comentas. Hay muchísima zona de gris que convendría matizar. Al final, las interrelaciones son complejas y sale… lo que sale.

    Pero cuando hablas de lo “abierto” sí creo que puede ser más una condición para que el sistema de innovación coja más potencia. Es lo que escribía ayer en Condiciones para innovar y pensamiento de diseño. Creo que nos interesan mucho más las condiciones que no la tipificación de las innovaciones resultantes.

  • Iñaki dice:

    No estoy seguro de que sea muy clarificadora esa asociación de la innovación empresarial de proceso, producto y organización con la innovación social instrumental, finalista y de los mecanismos de decisión.

    Hice la clasificación entre innovación social instrumental y finalista porque me parecía que no toda la innovación social está condicionada por factores ideológicos, aunque una parte sí que lo está.

    Tal vez ayude recordar las conclusiones de aquel post:

    “En conclusión, la innovación social tiene un primer espacio de actuación que no afecta a los objetivos de las políticas y que, por tanto, no debería suscitar resistencias “ideológicas”, otro en el que sus propuestas deberían pasar el tamiz de los órganos decisorios competentes en cada caso y, por último, el propio proceso de toma de decisiones es un espacio idóneo para la innovación social”.

  • ricardo_amaste dice:

    Yo la verdad es que no entendí la clasificación cuando la vi en Naider y tampoco la he entendido ahora.

    Creo que las personas que estamos en este debate tenemos la mirada viciada. Todo lo vemos desde el punto de vista de “la empresa”, de como la empresa hace, propone, trasforma, etc y todo el rato tratamos de buscar equivalencias o mapas de situación que coloquen el resto de las cosas respecto a nuestro punto de vista. Hay que cambiar YA de punto de vista. La sociedad no es una empresa, es la sociedad y lo social no es empresarial.

    Y la empresa y la sociedad no discurren en paralelo, en intersección o tangente. La empresa está DENTRO de la sociedad. Cualquier otra posición, si existiese, ni siquiera creo que fuese conveniente.

    Así que bajo mi punto de vista toda INNOVACIÓN debe ser siempre y en primer lugar SOCIAL. Después ya veremos si además es tecnológica, empresarial, de producto, de proceso, etc.

    Y una apreciación sobre lo que dice Iñaki. Quizá todo no es ideológico, pero todo es político. De todas formas, una de las cosas malas de la posmodernidad es que ha desactivado las ideologías, las ha hecho sospechosas y peligrosas, todo en pos de un ultraliberalismo muy muy ideológico.

  • Alfonso dice:

    Hay muchas “postmodernidades” -radicalmente- diferentes, Ricardo…

  • ricardo_amaste dice:

    Alfonso, no se a que te quieres referir.

Leave a reply

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally recognized avatar, please register at Gravatar.

Spam Protection by WP-SpamFree

Side Notes

This entry was posted by AitorBediaga on 7 Enero, 2009 at 9:22 and filed under Innovación Social category.

You can add your comments or trackback from your own site. To keep you updated to the latest discussion, you can subscribe to these comments via RSS.

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally recognized avatar, please register at Gravatar.

Suscríbete a Blogis


¿o prefieres recibir los posts en tu correo?

Escribe tu mail aquí:

Archivos

Entradas recientes

Comentan que


View My Stats

Quien está conectado

36 visitantes conectados ahora
36 visitantes, 0 miembros